miércoles, 31 de diciembre de 2008

Antes de que acabe 2008...


Leo por fin a Clarice Lispector, sus cuentos, y me encanta...Otro día escribiré más sobre esta mujer.
Termino "El diablo en el cuerpo", de Radiguet, (recomendado por Javier Marías en una charla a la que tuve la suerte de asistir) y puedo decir y digo que es una de esas obras primerizas que, Dios sabe por qué, son sobrevaloradas hasta límites estratosféricos. Radiguet la escribió con 17 años y se nota. Una obra mediocre no se puede salvar matando a uno de los protagonistas en sus últimas líneas, es una cobarde artimaña que me saca de quicio. Que el autor muriera con 20 no justifica que le llamaran el "nuevo Rimbaud" por mucho que fuera amigo y protegido de Jean Cocteau...No entiendo por qué algunos autores, por estar en el lugar y el momento adecuados, son tan admirados por la crítica y el público sin merecerlo (en mi opinión, por supuesto). Lo mismo me sucedió con "Buenos días, tristeza". Y encima les hacen películas...
Me revienta por dentro lo que está sucediendo en Gaza y que la Comunidad Internacional pase olímpicamente de semenjante limpieza étnica, tan descarada y sangrienta que pasará a las páginas más negras del Gran Libro de la Crueldad Humana. La televisión saca imágenes de bebés amortajados en sábanas roídas y hospitales bombardeados y no sé qué más hacer, aparte de escribir este famélico párrafo...
Comprendo que el mundo es un lugar desagradable para vivir cuando uno renuncia a sus burbujitas de distracción, pero que no por ello, para ser más coherente con la realidad, hay que renunciar a dichos refugios de frivolidad y ocio, tan sólo basta con racionarlos. De lo contrario, nos sucederá cómo advierte Robert Redford en la infravalorada "Leones por corderos": que los poderosos se aprovecharán de nuestra pasividad para seguir maquinando a sus anchas. Al menos, molestémonos en protestar: en decir "esto no me gusta". Hay muchas vías para ello.
Por último, les doy las gracias por haber leído esto. Gracias. Y Feliz Año 2009, desde mi pena por no poder escribir más que coletazos como este.

Ian Grecco



sábado, 20 de diciembre de 2008

Si tuviera tiempo II


Escribiría lo que me ha parecido ese libro llamado "Últimas notas de Thomas F. para la humanidad". Lo cogí en la biblioteca porque lo recomendaba uno de esos suplementos culturales a los que, de vez en cuando, conviene hacer caso. La crítica ya advertía de lo seco, contundente y desagradable que podía ser el libro, y estuve a punto de dejarlo tras las primeras páginas, porque me parecía que eso no era "escribir", que no se podía contar una historia que mereciera la pena a base de frases tan simples e hirientes como dagas de hielo, pero al final fui interesándome cada vez más por el protagonista y sus reflexiones, un narrador octogenario enfadado con el mundo y con el ser humano, que sólo ve desidia e incoherencia en todo y cuanto le rodea.

Lo dicho, "si tuviera tiempo" analizaría más en profundidad este texto desasosegante del que es, con toda la razón del mundo, uno de los mejores cuentistas noruegos del momento: Kjell Askieldsen, aunque los cuentos de este libro no son cuentos, más bien las reflexiones expuestas sin contemplaciones de un anciano solitario y misántropo al que al final cogeremos cariño...

Recomiendo que lo lean.

Y si tuviera tiempo también hablaría de lo que sentí al ver en "Documentos TV", hace un par de semanas, un ducumental sobre la vida y muerte de enfermos terminales que son niños, y la experiencia de sus padres y cuidadores al estar con ellos los últimos días de su vida. Algún día hablaré de esa muchacha que pocos días antes de morir le contó a su padre que había soñado con un prado donde había una chica india muy bella y sonriente rodeada de cientos de mariposas volando libres que la invitaba a ir con ella; el padre de la difunta, con una desconcertante sonrisa, explicó a la cámara que estaba claro lo que significaba aquello: la muchacha india era la Muerte; las mariposas, el alma de su hija que quería volar ya. Aquel sueño que su hija compartió con él fue la manera más hermosa que tenía de decirle adiós para siempre...

Si tuviera tiempo..., pondría el árbol y el Belén...

sábado, 29 de noviembre de 2008

Si tuviera tiempo


...me gustaría hablar de la publicación de los diarios de Sándor Márai (espero que sea mi regalo de Reyes, y si no, me lo regalo yo). Desde que leí "La hermana" no pude por menos de buscar todo lo tipo de información sobre este hombre tan desgraciado, otro de mis queridos suicidas literarios, hojas de otoño que secas y maduras se precipitan del árbol de la vida por su propia elección, porque consideran que ya no tienen más belleza o arte que aportar al mundo...


...escribiría algo sobre el derecho de esa niña de 13 años a renunciar a la vida, o más bien, a decir de una vez NO MÁS al ensañamiento terapéutico que lleva padeciendo desde los 5 años. Hannah, se llama. Es inglesa. Y me retuerce por dentro la serenidad que luce en esas imágenes que nos conceden los medios de comunicación, imágenes en las que aparece rodeada de su familia, conversando, viendo la tele, riéndose, como si no supiera que sólo le quedan semanas de vida. Eso sí, cuando la grabaron frente a la pantalla de su ordenador rosa no estaba ni chateando ni consultado páginas de sus ídolos musicales, no señor: estaba jugándose un solitario digital con cartas de póquer. Ella sola, jugando. Un solitario, ella...Sola.


...hablaría más de mí, o más bien de mis descubrimientos, porque no paro de descubrir cosas, personas, verdades que hasta hacía poco estaban ocultas en mi vida.

Ya habrá tiempo, todo se andará...

sábado, 15 de noviembre de 2008

Parte del Capítulo IV (dedicado a resacosos)

El sábado siguiente a la noche de Las Alas Azules amaneció turbio, helado, grisáceo. Sin saber muy bien cómo, desperté perfectamente arropada en mi cama de cabecera de acero. Llevaba el pijama puesto y mi ropa de la noche anterior reposaba pulcramente extendida y colocada sobre la butaca del cuarto. Pero de lo que nadie podía liberarme era de un insufrible olor a tabaco y alcohol que impregnaba todo el cuarto y, por supuesto, de una dolorosa y pastosa resaca. El estómago, destrozado; la garganta, transformada en un cilindro de metal ajado, y en la boca seca, un regusto entre dulzón y amargo. Los recuerdos recientes de la noche que acababa de pasar se veían eclipsados por mi nefasto estado corporal. No tenía fuerzas ni para sentirme avergonzada ni arrepentida, sólo me sentía mal e incómoda. Hubiera vendido mi alma al diablo por acabar con aquel malestar.
Miré el reloj. Eran las doce y media. Más de mediodía. ¿Qué iba a ser de mí? No se escuchaba ni un solo sonido por la casa, pero olía a pan tostado y a café. Sin duda alguna mi tía estaba viva. Y había hecho algo en la cocina. Pensé, con rencor, que era un milagro que anduviera por su bonita casita color azafrán.
La resaca es un curioso estado en el cuerpo se encuentra molido, inflamado y reseco a un mismo tiempo. La cabeza gira a un ritmo mucho más acelerado que el agotado corazón.
Me pasé una hora en la ducha y aún así, mi estado era bastante lastimoso. En cambio, mi tía estaba de muy buen humor.
Para estar en casa yo me ponía unos pantalones viejos, ropa de deporte y sudaderas, pero ella siempre parecía dispuesta a salir por la puerta rumbo a una fiesta de sociedad.
Aquella mañana llevaba un limpio vestido de algodón blanco de manga larga y que le llegaba hasta por debajo de las rodillas. Su cojera era más disimulable con prendas largas, pensé. Canturreaba por toda la casa y pese a mi patético estado, me dijo que aquella mañana se me veía muy guapa.
-¿Llegaste tarde anoche?-pregunté a mi tía. Ella me respondió que sí, que hacia las cuatro de la mañana. El sol brillaba afuera, pero la casa estaba helada.
-Ya dentro de nada vendrá el frío- afirmó mi tía. Llevaba una cola de caballo y la sonrisa brillaba una y otra vez en su rostro. Había llegado a casa una hora después que yo y se había levantado cuatro antes. “Es inhumana”, pensé.
Las hojas de otoño ya habían comenzado a cubrir a modo de amarillento tapiz las calles del barrio. En mi tía, preciosa como una dama de los bosques, no había señales ni de vino ni de lágrimas. Ella debía de haber tenido una velada de ensueño. Como me temía, apenas me dio detalles de su cena, sólo dijo que lo había pasado en grande.
-Deberías ir, ahora que ya tienes amigas, al restaurante al que fui yo anoche. Comida japonesa buena de verdad. Os encantará. Y no es demasiado caro, si es por dinero…
Pero no, no era por dinero si yo no iba, más bien por ausencia de amigas.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Salò o los 120 días de Sodoma: ¡Argh!


Recuperado de los estragos estivales, y bien arropado por el frío de noviembre, tengo ya fuerza suficiente para hablar de una película que me advirtieron que no viera y que pese a todo vi- la prohibición no hace más que excitar la voluntad, y más cuando hay neblinas de morbo rodeando dicho mandato negativo-: Salò o los 120 días de Sodoma, de Pier Paolo Pasolini.

Qué película..., me produjo su visión tantas y encontradas sensaciones..., del asco a la estupefacción, de los deseos de asesinar a su director- se me adelantó la mano invisible que acabó con su vida en 1975, recién terminada la película y antes de que la estrenaran- o de considerarle un genio...Nunca en mi vida había visto tal galería de imágenes escatológicas, sádicas (no en vano se basa en una novela del marqué de Sade), brutales, sexualmente perversas...: una concatenación de horrores para realizar (quiero creer) una crítica al poder, a la ausencia de bondad y empatía en el ser humano.
Pero para los que se atrevan a verla, tengan en cuenta que no es tan ficticio lo que narra, ahí tenemos Abu Graib, Guantánamo, la reciente historia de Argentina, incluso la civilizada Austria, que nos demuestran que el ser humano es capaz de ser lo más inhumano del universo, privándose de empatía, bondad, y esos sentimientos que impiden causar dolor a un semejante.

La película da asco, me gustaría que en una sesión de hipnosis me borraran lo que vi, pero es lo que hay, es una fábula que explica por qué casi siempre ganan los malos.

Y sigo con fragmentos sin sentido

-No, Henry, no: esto es asqueroso, la gente es asquerosa…
-No, ¡maldita sea! ¡Deja ya a la gente en paz! El problema no es la gente, el problema lo tienes tú, ¡acepta la realidad ya, de una vez!
-La realidad apesta.
-¡Es lo que hay!
-No sé, no sé…, yo, ahora, sólo quiero volver a Londres.
-Quieres huir y cuando estés allí, desearás volver a huir y retornarás a Bilbao, o te esconderás en otro sitio, estoy convencido.
-¿Por qué siempre escojo la opción equivocada?- pregunté desesperada al cielo.
-Eso es una falacia. No hay opciones equivocadas. La vida es única e irrepetible. No es un ensayo general. Nunca sabrás si te equivocaste o no; nadie te dejará contemplar el camino justo porque no existe el camino justo- predicó con convicción aquella parrafada algo difícil de asimilar.
-Pero cuando era niña yo sí que sabía cómo quería ser. Y voy a cumplir los dieciocho y no me parezco a esa idea ni por asomo
-Ana: aún eres una niña.
-Una niña chiflada que pretende que el tiempo se detenga para siempre.
-Pero no puedes hacer nada, demonios. ¿Qué quieres? ¿Enfrentarte al mundo, a las leyes cronológicas, a la ley de la naturaleza, a Dios?
-Yo no creo en Dios-mi frase sonó como una hiriente blasfemia frente a la iglesia.
-Mentira, tú sí crees en Dios, en tus propios dioses, más bien.
-Pues esta tarde he matado a mi Diosa, a Laura. Ya no creo en ella.
-Y en mí, ¿crees en mí?
-¡Henry!- grité, gemí- ¡No me vuelvas loca! ¿Cómo que si creo en ti? ¿Qué clase de pregunta es esa?
-¿Crees en mí?- repitió como si nada- Porque yo sí creo en ti.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Y más trocitos que me apetece publicar...

Todo en él era tan inaguantablemente cinematográfico, literario, plástico…Tal y como Henry reconocía, la vida está llena de momentos muertos, puntos espacio temporales en los que no ocurre nada, o al menos, nada que merezca la pena ser relatado. Pero aquella mañana, sentada en las frías escaleras de la puerta trasera del colegio, la vida, la realidad, desafiando al férreo mando de la disciplina cotidiana que prescinde de las escenas oníricas, viví un momento mágico: porque hasta entonces semejante encuentro había sido una ensoñación vaga y nebulosa en mi fantasía que nunca ocurriría. Pero estaba sucediendo lo imposible, estaba pasando: Bartolomé Reinosa estaba, por extraño que pareciera, solo y en mi mismo radio de acción mirándome con curiosidad. Su ruidoso, bello y arropador séquito había desaparecido como por arte de magia, sólo estábamos él y yo y la puerta trasera de Santa Clara como testigo.

Otro extracto...

Ella, siempre tan pálida, famélica y lánguida, bullía en vida, en energía. Tenía las mejillas sonrosadas por el esfuerzo. Parecía otra, vital, desmelenada, desenfrenada. Estoy convencido de que disfrutaba, al fin, de poder “desencorsetarse” de la disciplina de la danza y hacer ejercicio sin pautas ni correcciones. Laura demostraba con sus movimientos y su aguante que se encontraba en una forma física envidiable; estaba claro que tenía una gran formación en una disciplina que exigía tanto esfuerzo y agilidad como el ballet. Pero eran tales los nuevos estímulos que recorrían a aquella muñequita articulada, tan violenta la libertad de la que gozaba entonces, que no pudo controlarse, y finalmente, en un momento dado, cuando la lata le venía a ella, la golpeó con su delicada mano, y en ese golpe, limpio, preciso, elegante, el tiempo se congeló para los que estábamos allí, porque vimos cómo, casi por arte de magia, la trayectoria de la lata, en principio dirigida a Bañuelos, daba un diabólico giro hacia atrás y se precipitaba por la ventana que algún imprudente había dejado abierta. Y al instante, escuchamos un sonido de choque y un instantáneo ¡AY! que llegaban desde el patio trasero, a donde daba la ventana. La lata le había dado a alguien, y el quejido, proveniente de una dolorida voz aguda, debía de haberse escuchado en un kilómetro a la redonda. Cuando se supo quién había sido la víctima del latazo, el destino parecía haber querido conspirar contra nosotros

domingo, 2 de noviembre de 2008

Trozo de "Vida y Muerte del Hombre Caduco" (mi último relato)

Es algo hermoso esto de la autosatisfacción, la falta de preocupaciones, estos días llevaderos, a ras de tierra, en los que no se atreven a gritar ni el dolor ni el placer, donde todo no hace sino susurrar y andar de puntillas.

Hermann Hesse, El lobo estepario



Hace tiempo que comprendí que los seres humanos no caducamos cuando dejamos de respirar o cuando mostramos un encefalograma plano, o cuando nos quedamos en estado vegetativo, perdiendo para siempre la conciencia y el raciocinio. No, señor: caducamos cuando nuestra vida deja de tener sentido, algo que ocurre en el momento que consentimos que pase esa oportunidad única e irrepetible que, de haber sido aprovechada, podría habernos conducido a una existencia completamente diferente y mucho más satisfactoria que la que al final nos acaba prostituyendo hasta el día de nuestra muerte. Por supuesto que al realizar esta tajante afirmación nos estamos moviendo en el territorio de lo hipotético; nunca sabremos a ciencia cierta si hubiéramos sido más felices de haber estudiado esa carrera que todos nos recomendaron rechazar, o de habernos instalado en ese país que al final se nos presentó demasiado lejano y temible, o de haber escogido como pareja a ese hombre o a esa mujer que, pese a hechizarnos, permitimos escapar. Sí, de acuerdo, hablamos de posibilidades remotas, de probables, de posibles, qué sé yo cómo definirlo, pero estoy convencido de que a raíz de lo que acaban de leer no han podido evitar acordarse de sus espinitas particulares, de esos “pudo ser pero no fue” que ustedes también arrastran, ¿a que sí?

miércoles, 8 de octubre de 2008

sábado, 26 de julio de 2008

Adiós

Hola a todos (no sé quiénes serán exactamente "todos", pero allá voy):

escribo este post para anunciar que no voy a volver a escribir en este blog, vamos, que La Arcadia Feliz se sumergirá para siempre en las aguas del olvido...

¿El motivo? Que considero que las razones que me llevaron a crear este espacio, sencillamente, ya no existen. Tengo cosas más importantes que hacer, como estar con otras personas, y como mi tiempo libre es escaso, en mi escala de prioridades, escribir en La Arcadia Infeliz ya no ocupa uno de los primeros puestos. Así que me despido (no pensaba ni escribir esto pero hay que hacer las cosas bien, incluso despedirse).

Gracias a los que me habéis seguido durante estos meses. Y no sé qué más decir, ¡que Ian Grecco se despide de internet que no de las letras! Pronto sabréis a que me refiero...

Paz y amor

jueves, 12 de junio de 2008

Barbie discapacitada...Alucinante...


Hola,


como muchos de los que me leen saben, colecciono muñecas Barbie (todos tenemos algo oscuro que ocultar), y he alucinado con esta que he descubierto en E-Bay. Juzguen ustedes mismos...

domingo, 8 de junio de 2008

Un microrrelato

Como ya he terminado el que tenía, he ido a por otro. Esta vez les he pedido uno bueno de verdad, un clásico de esos que ya nadie quiere, y me han mirado como si se me faltara una página. No podían entender que no quisiera uno facilote, que te sirve tanto para la playa como para el metro, y que se centra en el argumento, en aventurillas pseudo históricas habitualmente.
Me han ofrecido uno crítico, pero me he negado: no estoy de humor para que un maniático analice mi estilo y mis recursos. Y me he indignado cuando me han traído uno adolescente, ávido de dragones y vampiros, que últimamente se lleva mucho.
Al final, a regañadientes, me han dado lo que quería. Lo han sacado del sótano, polvoriento, con gafas antidiluvianas, barba de naufrago y coderas en la americana. La clase de lector que echaba de menos.

lunes, 2 de junio de 2008

Una de esas cartas que no me publicaron...

HEZBOLÁ Y TERRORISMO

Una vez más, Oriente Medio, Líbano en este caso, está en el ojo del huracán. Y de nuevo, los medios de comunicación bombardean con datos, hechos y juicios que en ocasiones pueden llevar a la confusión. Hezbolá, un “grupo terrorista” según nos cuentan, nació en 1982 para pelear contra las fuerzas de invasión israelí y acabó obligando a Israel a abandonar el Líbano en mayo de 2000 tras 18 años de ocupación, dotándole de un gran prestigio en todo Oriente Medio, por encima de confesiones y sectas. Hezbolá es parte de la vida cotidiana del Líbano ya que tiene escuelas para los huérfanos que dejó la guerra, hospitales, y concede ayudas sociales, lo que le ha granjeado el afecto del pueblo. Pero el actual gobierno del país, postrado ante Estados Unidos e Israel, no siente lo mismo. Ha considerado ilegal una red telefónica administrada por Hezbolá (red muy “incómoda” ya que el Mossad no logra penetrar en ella), y ha acusado al grupo de haber dispuesto una red de vigilancia por medio de cámaras en el Aeropuerto Internacional de Beirut (red que Hezbolá instaló para evitar que transformen el aeropuerto de su país en una base militar al servicio de la CIA y el FBI). Unos lo llaman terrorismo; otros, resistencia.

Otro préstamo de Mamanga



miércoles, mayo 28, 2008
Israel expulsa del país a Norman Finkelstein

El servicio de seguridad israelí Shin Bet detuvo y deportó a un profesor judío americano que es un destacado crítico de la ocupación israelí cuando aterrizó en el aeropuerto internacional Ben-Gurion el pasado viernes. El profesor Norman Finkelstein fue interrogado durante varias horas y retenido en una celda del aeropuerto antes de ser montado en un avión con destino a Amsterdam, su punto de partida. Finkelstein dice que le han prohibido regresar a Israel en los próximos 10 años.El Shin Bet dijo que Finkelstein "no está autorizado a entrar en Israel debido a las sospechas que pesan sobre él de implicación con elementos hostiles en el Líbano" y por "no haber dado a sus interrogadores respuestas satisfactorias para despejar dichas sospechas".
Sin embargo, a través de correos electrónicos y de entrevistas telefónicas mantenidas con Haaretz después de su expulsión a Amsterdam, Finkelstein afirma que "Hice todo lo que posible para proporcionar respuestas absolutamente francas y amplias a todas las preguntas que me hicieron. Estoy seguro de que no tengo nada que ocultar. Aparte de mis opiniones políticas y del trabajo académico que las sustenta, por desgracia no hay mucho más que decir sobre mí, ni misiones suicidas ni citas secretas con organizaciones terroristas. Siempre he apoyado una solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967. No soy enemigo de Israel".
Finkelstein visitó el Líbano, donde se reunió con activistas de Hezbolá, publicando después varios artículos. Finkelstein, de 55 años de edad, ha acusado a Israel de explotar el Holocausto con fines políticos. Abandonó recientemente la Universidad DePaul debido a la presión ejercida contra él por organizaciones judías y por particulares, entre ellos el profesor Alan Dershowitz.
También dijo en la entrevista que se dirigía "a Palestina para ver a uno de mis más antiguos y queridos amigos, Musa Abu Hashhash". Finkelstein dice que le preguntaron si se había reunido con Al Qaida, si había sido enviado a Israel por Hezbolá y cómo pensaba financiar su estancia en Israel."Me retuvieron en una celda del aeropuerto durante aproximadamente 24 horas. No era un hotel belga pero tampoco era Auschwitz. Pasé varios momentos desagradables con los guardias en el aeropuerto y en la celda, pero como el martirio no es mi objetivo en esta vida prefiero ahorrar los detalles", dijo Finkelstein. Afirmó que finalmente pudo utilizar el móvil de otra persona detenida, y que con él llamó a un amigo con el que había planeado reunirse en Israel, el periodista Allan Nairn, quien a su vez avisó al abogado Michael Sfard.
Sfard se reunió con Finkelstein y le dijo que podía apelar la prohibición, pero Finkelstein le dijo que ha estado en Israel por lo menos 15 veces y se negaba a apelar.El sábado Sfard declaró que la prohibición de Finkelstein de entrar en el país "recuerda el comportamiento de los países del bloque soviético".

domingo, 25 de mayo de 2008

Mensaje

No os enfadéis si no os llamo. De verdad que no puedo. Cuando pueda os llamaré. Estoy en la recta final, mi cabeza no para de llenarse de datos y más datos y sólo salgo de noche. Es muy duro pero estoy bien.
Besos desde mi castillo de If particular...

lunes, 12 de mayo de 2008

Carmen ha muerto


Interrumpo mi falsa despedida para decirlo. Porque su familia no se ha molestado en publicar la esquela en el periódico- tenía que haberlo hecho yo, ¡tenía que haberlo hecho yo!-; porque me da pena aunque yo no sé qué quedaba de esa mujer cuando la he conocido; porque en cierto modo la echaré de menos cuando vaya a la residencia, allí, inutilizada, sobre la cama, con la mandíbula batiente de forma contínua, quemando los últimos cartuchos de una vida sumergida ya en la demencia, la enfermedad y el olvido, atada a un sillón de la mañana a la noche, sin visitas, con las auxiliares, otra enferma y su familia como única compañía.
Ya no volveré a escuchar su "por favor, por favor, ¿podría darme un poco de agua?", ni su- se me hace un nudo en el estómago- "por favor, ¿podría darme a mí también un beso?"

¿Qué habrán hecho con sus fotos en blanco y negro? Esas en las que aparecía elegantísima, con su turbante a lo Gloria Swanson, recién casada con su difunto marido, aquel Errol Flynn corpulento que era capitán, eso sí que nunca se cansaba de repetir la pobre Carmen.

Pobre Carmen, si te hubiera conocido cuando estabas bien, cuando tenías la cabeza y los recuerdos en su sitio, cuando regentabas esa tiendecita cerca de la Gran Vía...

Pobre Carmen, espero que no vuelvas a tener sed jamás y que viajes ya con tu marido, el capitán, a bordo de ese barco desconocido que se pierde en el firmamento de la eternidad.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Antes de irme, no puedo evitarlo, recomiendo: "La piel que brilla"


LA PIEL QUE BRILLA


Director: PHILIP RIDLEY
Género: Drama

Premios: SITGES: Mejor actriz Lindsay Duncan. Mejor fotografia Dick Pope. LOCARNO: Premio CICAE. Leopardo de plata. Premio de la critica internacional FIPRESCI. STOCKHOLM FILM FESTIVAL: Premio de la critica internacional FIPRESCI
Año: 1990
Reparto: Viggo Mortensen, Lindsay Duncan, Jeremy Cooper, Sheila Moore, Duncan Fraser, David Longworth, Robert Koons, David Bloom, Evan Hall, Codie Lucas Wilbee, Sherry Bie, Jason Wolfe, Dean Hass, Guy Buller, Jason Brownlow


Crítica de La piel que brilla por André Pons (la crítica que más me ha gustado sobre esta extraña y perversamente bella película)


"El despertar de la inocencia de una frágil alma acosada por el mal de los adultos que lo rodean, con gotas de cine de terror desviándose al vampirismo aunque sin una gota de sangre es un golpe directo a la mandíbula del espectador ante el cúmulo de desgracias que rodean al niño en un mundo desesperado que no puede entender."

PHILIP RIDLEY no es un director famoso, ni medianamente popular, no tiene premios, su filmografía es muy escasa pues solo cuenta con tres filmes y algunos guiones.El ultimo, la interesante “la pasión de DARKLY NOON” donde volvía a contar al igual que en la piel que brilla con el gran actor VIGGO MORTENSEN que le quedaba unos años para alcanzar la fama con la trilogía de los anillos.Hablemos de esa obra maestra que sin duda resulta ser la piel que brilla uno de los filmes más bellos y a la vez crueles que he presenciado.



Bajo la visión de un niño se narran unos crueles acontecimientos en una aldea de los 50, una época retratada a la perfección. Abuso de menores, suicidios, locura, maltrato de animales, asesinatos. El despertar de la inocencia de una frágil alma acosada por el mal de los adultos que lo rodean, con gotas de cine de terror desviándose al vampirismo aunque sin una gota de sangre es un golpe directo a la mandíbula del espectador ante el cúmulo de desgracias que rodean al niño en un mundo desesperado que no puede entender.



Al final no sabes si llorar o gritar, la dureza te deja sin sentido con esa belleza extraña en su ambientación, fotografía magistral donde se puede soñar con tocar los campos que inundan la pantalla. La música es estremecedora dándole ese aire de pesadilla con un aroma poético en un de los filmes más sobresalientes de los 90 que increíblemente no le sirvió a su autor para alcanzar ningún tipo de notoriedad

lunes, 5 de mayo de 2008

Hasta pronto...


Escribo este mensaje para despedirme, pero no para siempre, ¿eh?


Resulta que llego ya a la recta final en la preparación de mi primer examen, así que he decidido que durante este mes será mejor que no tenga muchas distracciones (aparte de mis relaciones sociales, de las que nunca podría prescindir, por supuesto). Por lo tanto, estaré ausente hasta mediados o principios de junio de mi Arcadia Infeliz.


Si tuviera tiempo, escribiría (o transcribiría, más bien) un artículo publicado este domingo en la revista de EL PAÍS sobre el 60 aniversario del Estado de Israel donde se dice algo que llevo sacando a colación en numerosas discusiones y que poca gente consideraba un dato cierto.


Pues para los incrédulos y los que mantienen que Israel se puede justificar tomando como base los textos religiosos e históricos que lo situaban en Palestina desde tiempo inmemorial, aquí están estas palabras de Juan Miguel Muñoz, autor del artículo:


"La novia es bonita, pero ya está comprometida". La delegación sionista que visitó Palestina medio siglo antes de la fundación de Israel llevó este mensaje a los líderes judíos europeos que calibraban donde fundar su Estado. ¿Argentina? ¿Uganda? La escogida, Palestina, (...)


Mmmm, atentos a las palabras "CALIBRABAN donde FUNDAR su ESTADO". Vamos, que lo de que el derecho a la tierra no proscribe, como que no, ¿eh?...


Hasta pronto, arcadienses...


Espero que en mi ausencia nadie ocupe mi tierra, La Arcadia Infeliz.


Ian Grecco

lunes, 28 de abril de 2008

Me ha (dis)gustado la foto...


Sí, me pongo pesado con el temita, pero los niños muertos lo merecen, ¿no?





Mueren cuatro niños palestinos en ataque israelí

Un total de cinco personas murieron y una sexta se encuentra en estado crítico. Los menores muertos tenían entre 15 meses y seis años de edad

Gaza Lunes 28 de abril de 2008
Fuentes médicas palestinas dijeron que cuatro pequeños hermanos se cuentan entre los muertos a consecuencia de un ataque israelí en la parte norte de la Franja de Gaza.
Agregaron que un total de cinco personas murieron y una sexta se encuentra en estado crítico. Los niños muertos tenían entre 15 meses y seis años de edad.
El incidente del lunes ocurrió cerca de la frontera con Israel, en el norte de Gaza. El ejército israelí dijo que sus aeronaves atacaron a un grupo de hombres armados que iban camino hacia una patrulla del ejército.


(fuente: diario El Universal)


783 niños palestinos muertos por Israel desde el año 2000
28.07.2006

(en la foto, niños palestinos velan a Sabah Abu Haleeb, un niña de tres años, muerta por los ataques de las tropas israelíes en la ciudad de Gaza)

Las claves:
Es desde la Intifada del año 2000.
Julio de 2006 fue el mes con más niños muertos.

Las fuerzas de ocupación israelí han matado 783 niños palestinos desde la Intifada del año 2000, según un informe de la Organización de Defensa Internacional para los Niños.

La ONG agrega que 425 niños palestinos fueron detenidos desde entonces por las fuerzas armadas del Estado de Israel.

El informe habla de 756 niños muertos hasta junio de este año, si a ello le sumamos que en julio de 2006, asesinaron a 27 más (la cifra más alta reportada en un mes), llegan al número de 783.
Además de los muertos, 425 niños palestinos fueron arrestados desde 2000 por el Ejército israelí
En ataques recientes, las tropas de Israel destruyeron la única central eléctrica de la Franja de Gaza, que daba energía a 22 hospitales y 200.000 hogares.

Tras la ofensiva israelí, 30.000 niños palestinos menores de 5 años padecen malnutrición crónica debido a la escasez de alimentos y la contaminación de las fuentes de agua, aseguró la organización.


(fuente: Diario 20 minutos)
Ah, se me olvidaba: en la reciente peli de superhéroes "Ironman", los malos son árabes, ¡perdón!, terroristas árabes. Y los buenos, Robert Downey Jr y Gwyneth Paltrow, son dos actores judíos. Hollywood es como la vida misma...


domingo, 27 de abril de 2008

El coleccionista


Estoy cansado, muy cansado, y ocupado. Pero como quiero que este blog no muera durante estos momentos en los que tengo menos tiempo libre que nunca, al menos pondré fichas o reseñas de mis libros y películas predilectas. Hoy le toca el turno a "El coleccionista", de William Wyler, la primera sobre psicópatas obsesivos que secuestran al objeto de sus desvaríos (luego vendrían "Átame" de Almodóvar, "El coleccionista de amantes", incluso "Misery", entre otras tantas).

TITULO ORIGINAL
The Collector
AÑO
1965
DURACIÓN
119 min.

PAÍS: EEUU
DIRECTOR
William Wyler
GUIÓN
Stanley Mann & John Kohn (Novela: John Fowles)
MÚSICA
Maurice Jarre
FOTOGRAFÍA
Robert Surtees & Robert Krasker
REPARTO
Terence Stamp, Samantha Eggar, Mona Washbourne, Kenneth More, Maurice Dallimore
PRODUCTORA
Distribuida por Columbia Pictures
GÉNERO Y CRÍTICA
1965: Cannes: mejor actor (Terence Stamp) y actriz (Samantha Eggar). 3 Nominaciones a los Oscar: director, actor y guión / Drama /


SINOPSIS: Freddie es un empleado del Banco de Londres, introvertido y triste, que se siente víctima de la sociedad. Aficionado a coleccionar mariposas, su vida cambia bruscamente cuando le toca la quiniela y aparece en él un fuerte deseo sexual, que le lleva a secuestrar a una joven por la que se siente atraído desde hace tiempo. Compra una casa en las afueras de Londres y retiene a la chica en el sótano durante un mes, un tiempo en el que en los dos personajes afloran todo tipo de sentimientos...




miércoles, 23 de abril de 2008

Miedo a la Belleza


A una buena amiga mía le han hecho en el trabajo eso que ahora se conoce por mobbing, es decir, acoso en el entorno laboral, ya sea por acción u omisión.

El suyo, el mobbing que ha sufrido, ha sido una mezcla de ambos: en numerosas ocasiones no contaban con ella para planes y proyectos que se realizaban delante de sus narices y para los cuales ella no tenía ningún inconveniente en participar; pero otras veces, el maltrato consistía en frases lapidarias contra sus capacidades profesionales, o chanzas zafias y alusiones y cuestiones sobre su vida privada que ningún compañero de trabajo- sin la confianza que sólo una amistad íntima otorga- debería permitirse hacer.

Ha ido al médico para pedir la baja por depresión (procesos así, de vejación, ignorancia y apaleamiento de la autoestima constante lo merecen) y el médico le ha explicado que su problema es que es "culpable" de ser una mujer joven, hermosa, con una envidiable preparación acedémica y unos modales superiores a los de la media. Ah, se me olvidaba: y de ser demasiado bondadosa y honesta.

Ella no podía entenderlo, que sólo por sus virtudes se la pudiera repudiar, maltratar, marginar. Y el buen médico le ha explicado que sólo por ser bella, con su mera presencia, ya había personas que se podían sentir ofendidas y dolidas.

¿Personas? ¿Pero de qué clase de "personas" hablamos? ¿de qué especie de ave carroñera, supurando envidia y rencor, complejos de inferioridad y miseria moral, hablamos? ¿Tanto ofende la belleza física, eso que nos ha sido concedido a los hombres cómo el mayor halago existente para nuestro sentido de la estética? Un placer que se goza con el simple don que es el sentido de la vista. Y algunos, se ofenden.

Qué asco, qué gente, qué estercolero...Tener miedo a la Belleza.

miércoles, 16 de abril de 2008

Y más y más...

Y mientras tanto, yo permanecía petrificada, pegada al suelo. Estaba en trance. Hacía tanto tiempo que no me insultaban de forma tan directa, abrupta, cruda, violenta, que no me podía creer que aquello estuviera sucediendo, más bien me sentía como fuera de mí, como si estuviera presenciando lo que le sucedía a un ser ajeno e irreal, una criatura literaria o cinematográfica, pero no a mí, de carne y hueso, a pocos centímetros de las que se estaban burlando en mi cara de mi físico, mi país de origen y mi personalidad. Era terrible que aquellas actitudes tan censurables pudieran darse sin ninguna clase de peaje o castigo. Así, crudas, directas, descaradas: me estaban insultando, lanzando metralla contra mi vulnerable estampa, y nada ni nadie las paraba. Insultos y más insultos. Y yo paralizada, sin saber cómo evitarlo, sin armas ni apoyos para defenderme, que no atacar. La historia volvía a repetirse.

Y el Papa pide perdón por los curas pederastas...


Los casos de pederastia en Estados Unidos por parte de algunos sacerdotes católicos fueron sacados a la luz por el lobby judío de Estados Unidos. Hay casos de pederastia en otras confesiones cristianas y otras religiones incluso, pero, como hemos comprobado a través de los medios de comunicación, los escándalos siempre los provoca la Iglesia Católica.
El lobby judío norteamericano sacó a la luz eso como represalia por la actitud del Papa y la Iglesia Católica referente al conflicto entre Israel y Palestina, porque la Iglesia Católica está a favor de un estado palestino.

(fuente: un foro de internet sobre medios de comunicación)

Además de la situación de Tierra Santa, a fray José le duele la plaga de los curas pederastas. Aunque dice que no hay tantos como se dice, que la situación la está exagerando el lobby judío por el apoyo de la Santa Sede a los palestinos, y que «hay que concederles a los curas acusados la presunción de inocencia, algo que no siempre se hace».

(fuente: http://www.elmundo.es/ , extracto de una entrevista con un religioso que vive en Jerusalén, 18.04.2004)





sábado, 12 de abril de 2008

Interesante




[Manuel Talens, escritor español y traductor de algunos de los ensayos de Shamir, rompió relaciones con Shamir y llamó a boicotear a Shamir porque hay libros de Shamir publicados por “Pedro Varela, un editor nazi español y firme defensor de la herencia de Hitler” ]

Manuel, tu obsesión con Hitler te tiene despistado. Hitler se murió, ¿no te has enterado? ¿A quién le importa si al señor Varela le fascina su memoria, o le fascina Gengis Kahn, o Napoleón? ¿Qué es lo más importante para ti, un chico palestino vivo o un gobernante alemán difunto? Gilad Atzmon, al cual admiras con razón, llamó a la unidad, pero tú provocas división.
A mí no me hace gracia estar en la misma trinchera (como escribiste) que un negador de Cristo como tú, pero la militancia política no es un masaje tailandés, y lo que nos guste o nos deje de gustar no es asunto relevante. Para mí, nuestra lucha no es una actividad social, sino una batalla de vida o muerte. En esta batalla, por impedir que mi mensaje llegue a la gente te has convertido en un lastre.


¿Por qué es tan importante Hitler para ti? ¿Cómo puedes sobrevivir en España entre gente que apoyó a Franco, firme aliado de Hitler? ¿Por qué no protestas si a un autor entre los nuestros lo publica un editor judío como por ejemplo el New York Times que tiene el record entre los que publican textos favorables a Sharon?

No, Hitler es el que menos me importa. Defiendo a un Hitler actual (si nos atenemos al jefe de los rabinos de Israel), el presidente iraní Ahmadineyad. No me asquean los hítleres de ayer, trátese de Saddam Hussein, de Nasser (según MacMillan) o de Arafat (en opinión de Begin). Me publicaron estalinistas en Rusia, y el presidente Bush te enseñó que Stalin es peor que Hitler. “Hitler” es el nombre genérico de cualquier enemigo de los judíos, como “Amalek”. Tu miedo mortal a Hitler te convierte en un eslabón muy débil (junto con el hecho de que reniegas de Cristo) porque indica tu sometimiento al universo según lo ordenan los judíos.


Me tienen sin cuidado Hitler y los nazis, pero desconfío profundamente de los anti-nazis, esa gente que ronda con banderas israelíes y pide que se prohíba uso del pañuelo [keffye] palestino. En serio, un hombre al que asusta el nombre de Hitler debería permanecer fuera del debate sobre Palestina, porque tendrá que gastar mucho de su tiempo y el nuestro repitiendo que él no es un antisemita.

Admiro a mi editor español Pedro Varela por su noble rechazo a la OTAN, a la agresión judeoamericana en el Medio Oriente, por su valentía, por ser capaz de entregar mi mensaje al pueblo español a pesar de las persecuciones policíacas, por su amor a la historia de España, al pueblo español, a la iglesia española. Aunque mis tíos pelearon por la República española, a pesar de que no le oculté mis simpatías comunistas, Varela no se dio a la fuga como tú.
Cuando me refiero a Cristo no lo invoco en vano: Aquél que se hizo amigo de putas, pescadores y colectores de impuestos es la luz que me guía; sus enemigos los fariseos que miraban cuidadosamente con quién andaban son los tuyos.


Y otro trozo más...

“Aguanta un poco, que sólo te quedan dos semanas”. Aguantar. Aguanta. Resiste. Lo estás pasando mal, pero debes seguir pasándolo mal. Busca la estabilidad dentro del mal a padecer; busca el estoicismo, rescata de tu espíritu el lado sufrido y paciente que todos tenemos y sumérgete en él. Regodéate incluso en la experiencia de pasarlo francamente mal. Bucea en la incomodidad, desafía al tedio, póstrate ante la humillante impasibilidad del entorno por cambiar tu situación y echarte una mano. Aguanta, aguarda, espera, pero…¿por qué? Eso tiene nombre: perder el tiempo, consumir la preciada esencia de la existencia. Tiempo. Tempus fugit. Y luego ves a todo el mundo lamentándose de no haber hecho tal cosa en el pasado, o de no haber reaccionado a tiempo. Y qué sé yo, se ampararán en la inmadurez o falta de experiencia.
No, no aguanto. Aguantar. Pues no, no aguanto: me estoy muriendo mientras espero que las cosas se arreglen y saberme inútil, que no puedo hacer nada por cambiar las cosas, nada más que esperar el milagro, me consume aún más. No quiero esperar. No mamá, quiero dejar de ser una ameba. Y reaccionar de una maldita vez.

lunes, 7 de abril de 2008

Pasajes de "La hermana", de Sándor Márai

¿Qué sabe uno sobre la vida? Nada que sea real. Vivimos entre fantasías idealizadas que parecen sacadas de tarjetas postales. El "amor" es una especie de sentimentalismo de claro de luna con los enamorados haciendo manitas, y también es un espectáculo carnal que ofrecemos en un sofocante ambiente de tenues luces rojizas, enseñando los dientes de manera fingida o sincera: eso es lo que nos dice la literatura, así se refleja en los teatros y los cines.

Y lo que ahora sucede en el mundo no es más que sacificio. ¿Cree que todos los pueblos, toda la humanidad, asumen terribles sufrimientos, vierten ríos de sangre, destruyen las instituiciones y los edificios más bellos sin motivo alguno?...¿De verdad cree que todo esto lo causa la voluntad de un puñado de personas perversas y malvadas? La inercia con que la gente obedece a los líderes de la guerra, ¿es realmente tan inexorable que millones de personas son capaces de defenderse de ella y de sus regímenes políticos, y ejecutan a ciegas todas las formas de la autodestrucción?

viernes, 4 de abril de 2008

Cosas recomendables


Si se sabe buscar, se pueden encontrar libros y películas concisos, cortos e inolvidables.

Todavía no he terminado "La hermana", de Sándor Márai, pero presiento que cuando lo termine me va a quedar el mismo regusto agridulce que me dejaron antes Capote, Dostoyevski, Kundera y otros tantos. Hablaré de esta maravilla en su momento.

En cuanto a películas, he terminado de ver (era de esas películas que siempre dejo a medias) "Ciegas de amor", protagonizada por tres de las mejores actrices del mundo, o al menos, en mi modesta opinión: Uma Thurman, Juliette Lewis (rockera impactante, por cierto, a la que ya he visto en concierto) y la veterana Gena Rowlands. ¿El argumento? Treintañeras de barrio humilde, anclada en el pasado y madre de una adolescente una (Lewis); desesperada por cazar un macho otra (Thurman, LO BORDA), y la pobre y viuda madre de esta última que no se decide a gastar sus ahorros en una sofá decente y que tiene un breve amor crepuscular...

No digo más, dejo la ficha:

ARGUMENTO: Debby y Beth, chicas solteras cercanas a la treintena y que han sido las mejores amigas desde el instituto, están resignadas a creer que son incapaces de encontrar chicos dispuestos a comprometerse.La madre de una de ellas, sin embargo, ha consegido la felicidad al lado de un viudo retirado.Aunque al principio su hija se muestra reacia a aceptar su nueva estabilidad sentimental, pronto comprenderán que ambas tienen mucho que compartir.
FICHA TÉCNICA
Título original: Hysterical blindness
Director: Mira Nair Género: DramaAño: 2002 Origen: EE.UU. Duración: 94 minutos Intérpretes:Uma Thurman, Gena Rowlands, Juliette Lewis, Justin Chambers

Inspirada en la obra teatral de Laura Cahill.



Como una película de Matthew McConaughey

Qué bien me lo pasé ayer, entre toda aquella fauna literaria, artística, periodística, perdida en sus egos...

Qué bien, huyendo de la cámara, riéndonos de ciertas estampas, comentarios, actitudes (cómo olvidar a las ordas de zampones...).

Y la terraza inmensa, y la gente elegante (a su manera, aquel clon de Anna-Nicole Smith, buff...), y la brisa de principios de primavera.
La vista era..., ¿hermosa? Más que eso, se veía la Universidad, tan distante pero regia, como reivindicando su lugar en nuestro pasado. Fue alentador descubrir que habíamos sobrevivido a su incomensurable presencia. Que la habíamos vencido.

Aunque todo lo de ayer, como bien dijo alguien que yo se me sé, parecía una de esas comedias románticas (y ligeras hasta la levitación) de Matthew McConaughey, donde todo es tan artificosamente pulcro, impecable y sonriente, tan como recién sacado de las páginas del Vogue, que incluso da un poco de asco...
Cuánto tiempo hacía que no bebía cava entre semana, que no caminaba serpenteando, con la burbujeante savia haciéndome ver todo más tridimensional, caótico y claro a la vez, plácido y feliz. Qué dicha, el llegar a casa con un tenue y delicioso mareo, y acostarme en la cama, y sentir que mi cuarto giraba conmigo dentro de un peculiar tiovivo nocturno.

Me lo pasé muy bien.

Gracias por acompañarme.

miércoles, 2 de abril de 2008

Domicilio Privado (o Casa tomada en Palestina)

Ayer vi una de las escasas (si es que existen) películas sobre el conflicto palestino que no han sido rodadas por un director israelí (de otro modo, en Hollywood no las permitirían). Se trata de una película italiana con actores árabes y judíos que interpretan de forma convincente una hitoria claustrofóbica que en mi opinión, está claramente inspirada en el magistral relato "Casa tomada" de Cortázar, que no me canso de leer una y otra vez...La película ganó en el Festival de Valladolid el premio a la mejor película en 2004 pero, ¿alguien se acuerda de ella? Aquí dejo su ficha para refrescar la memoria. Yo la conseguí en la biblioteca de la parte vieja de mi ciudad.
DOMICILIO PRIVADO, de Saverio Costanzo
Italia, Duración 90 minutos

Argumento:
de una forma poco cruenta, la violencia que hay entre palestinos e Israelíes, es de febrero del 2005 y tristemente esta otra vez de actualidad.
La película esta basada en un hecho real, del que el director fue testigo.Una casa palestina es invadida por los soldados israelíes por su valor estratégico entre un asentamiento judío y un pueblo palestino.Los soldados se quedan con el piso de arriba, los palestinos el de abajo y al caer el sol son encerrados en un cuarto todos ellos.Aunque la situación parece insostenible, el padre decide quedarse y mediante su autoridad como padre de familia y con razonamientos pacifistas, hace que la familia continué también en la casa.
La película en su versión original esta en hebreo y árabe según quien hable y cuando tienen que comunicarse entre ellos usan un ingles de escuela primaria.La película en principio no toma partido por ninguno de los "bandos" simplemente esta ahí para relatar la historia, y sólo usa "el truco" cuando la hermana mayor se esconde en un armario para espiar a los soldados, parece mentira que la cámara pueda ver y oír tantas cosas a través de una rendija, pero es necesario para la historia.
En la familia se ven todas las opciones:
Pacifista del padre: no quiere renunciar a sus derechos ni usar la violencia para conservarlos.
Razonable de la madre: que quiere dejar la casa pensando en la seguridad de los suyos.
Intelectual de la hermana: (próximamente irá a la universidad), ella es la que cambia de opinión, en principio es desafiante ante el invasor, para pasar a comprender la posición del padre una vez que sufre y conoce las experiencias personales de los soldados invasores, los llega a ver como personas también no sólo como soldados.
Extremista del hijo menor, tras sufrir al invasor e influenciado por un canal extremista de TV, piensa en combatir la violencia con violencia.
La película alterna las diversas tensiones que sufre la familia, hasta lo que parece una rutina, pero al final, la situación cambia bruscamente y se pone muy tensa y….y…..
demonios a esta película le falta el final….sale un cartel de "private" con lo cual hay que imaginarse lo que sucede, aunque es fácil.No entiendo si se basa en un hecho real porque se escamotea el final real que hubo…¿es simplemente para que no veamos violencia en la pantalla?
Resumiendo, película pasable que retrata los difíciles problemas de la zona, son tan difíciles que no aporta soluciones ni visos de posibles soluciones, normal, nadie las tiene.La película es casi un documental, ganó La espiga de plata a la mejor película en el Festival de Valladolid de 2004.

viernes, 28 de marzo de 2008

Más pedazos

Y lo peor de todo era que no había culpables. El ángel de la muerte aparecía como una hermosa representación mítica de lo que no era nada más que un asesinato desasosegante. Los vivos, los que nos quedamos en tierra firme mientras los muertos parten hacia lo inexplicable, no podemos preguntar qué ha sucedido porque corremos el riesgo de quedar como débiles mentales. El niño preguntón que todos llevamos dentro debe guardar silencio ante la muerte, ante el qué habrá. No, pequeño, no: la pregunta final no tiene respuesta, pero podrás intuir de qué se trata cuando atisbes una cripta oscura, unas últimas palabras pulidas que jamás serán leídas por su destinatario, una imagen inmediatamente transformada en olvido y condenada a naufragar en el recuerdo tarde o temprano. La respuesta está cerrada a cal y canto, custodiada por barrotes de eternidad e impotencia. Es probable que ni los muertos lo sepan, es probable que una vez superado el último escalón, antes de la buscada respuesta, cierren los ojos para siempre, sin llegar a saber jamás qué es lo que ese postrer camino les depara. Estarán borrados del mapa sin saber por qué.

jueves, 27 de marzo de 2008

Otro trozo de la novela


Según Henry, hay tres maneras de burlarte de la muerte- ya que, obviamente, es imposible vencerla-: la primera consiste en olvidarte de que existe, no teniéndola en cuenta para nada, no mencionándola ni a ella ni a todas sus posibles derivaciones nunca, en la medida de lo posible, por supuesto; la segunda es no arriesgar la vida por nada, por absolutamente nada: ni participando en un deporte de riesgo ni tomando un medio de transporte, ni saliendo a la calle un día de viento (la calidad de esa clase de vida, es tema aparte, por supuesto); y, por último y no por ello menos importante, podemos gastar una buena chanza a la dama de la guadaña sobreviviendo a nuestra propia muerte a través del arte, de la creación, esculpiendo, representando e ideando obras y composiciones para el cine, la literatura, la música, la danza..., y logrando gracias a ello una popularidad a nivel planetario que nos transforme en seres queridos, admirados y envidiados hasta la extenuación. Y aunque en vida no podamos gozar de esa gloria inmortal sí que podemos adivinar su dulce sabor si comenzamos a cultivarla mientras nos siga latiendo el pulso, es decir: debemos comportarnos como si fuéramos glorias inmortales desde ya para disfrutar de forma ficticia de algo que las leyes de la naturaleza nos impedirán. De locos, ¿no? Por supuesto: se trata de la opinión de Henry…

miércoles, 26 de marzo de 2008

Qué harto estoy de que me oigan pero que no me escuchen

Qué harto de decir siempre lo mismo, y de cansar a los demás
y de cansarme a mí mismo

y de encima, no lograr nada...

Qué harto, qué aburrido, qué asqueado...
de decir siempre lo mismo.

jueves, 20 de marzo de 2008

Para S.J (2ª parte)

Querida S.J,
ahora, en esta segunda parte, tendría que contarte que tu mala suerte en el amor se debe a que los chicos que te han gustado han preferido irse con mujeres menos brillantes, atractivas o fascinantes que tú porque ellas se lo pusieron más fácil, o porque ellos no tenían ni fuerza ni madurez ni valentía para intentar llegar a ti, pero, ¿para qué repetirme? Si ayer ya hablamos largo y tendido sobre este tema en aquella cafetería...Además, creo que el tiempo de los análisis ya ha pasado, ahora toca actuar, seguir hacia adelante, sabiendo más o menos el porqué de cosas que antes nos parecían inexplicables. Eso se llama CRECER.

jueves, 13 de marzo de 2008

Para S.J (1ª parte)


Hacía tiempo que quería escribirte algo así, un mensaje, una ¿denuncia?, no, no, quizás la palabra "denunica" sea demasiado fuerte...Dejémoslo en unas palabras de ánimo... Mmm..., allá voy: esto es para ti, S.J, para que sepas mi opinión sobre el motivo de que haya personas que no te acepten.

Lo primero de todo, es decirte que no eres perfecta (nadie lo es) pero sí que eres "ideal", es decir, cumples los tres presupuestos básicos que en esta sociedad debe lograr todo hijo de vecino para ser feliz y envidiado por sus semejantes: posees belleza (y además te molestas en cuidar tu aspecto físico), inteligencia (aquí, como factores conexos, añado tu alto nivel cultural y tu licenciatura universitaria), y una familia cariñosa sin fisuras ni problemas acuciantes (es decir, que has sido criada con amor y sin traumas de ningún tipo).
Además, eres buena persona, muy buena (ya sabes que nunca me canso de decírtelo), una amiga fantástica, de esa clase de amigos que siempre están ahí, dispuestos a escucharte, a animarte, darte cariño, pero también decirte cuándo te has equivocado y debes cambiar de actitud. Y siempre estás abierta a conocer a nuevas personas y a convertirte en parte de su círculo de amistades sin pedirles nada a cambio y sin exigirles que traten de agradarte para lograr tu confianza: se la das al menor signo de afecto o interés por tu persona.

Y añado: pese a tus numerosas virtudes, no tienes un ego desmedido, al contrario; como me confiesas, no hace demasiado, eras una persona tímida e insegura que en demasiadas ocasiones temía no estar a la altura de las circunstancias.

Entonces, ¿por qué? ¿por qué una y otra vez te sientes despreciada, dejada de lado, ignorada por personas con las que a ti te gustaría pasar tu tiempo? Personas a las que crees que podrías aportar mucho, y viceversa; personas que pese a tener contigo una actitud cordial cuando te encuentras con ellas, luego no cuentan contigo para planes culturales o de ocio, como cenas, salidas al cine, al teatro u otros eventos sociales.

Entonces, ¿por qué? ¿por qué si eres tan hermosa y agradable, los chicos que te agradan parecen huir de ti (excepto los más atrevidos, y la mayoría de las veces, menos agraciados en todos los sentidos)?

Vale, te diré por qué. Como te he dicho, ser "ideal" implica que hay personas que pese a guardarte un sincero afecto, van a evitar tener contigo una relación más intensa porque forman parte de ese grupo de seres humanos a los que no les gusta que con tu sola presencia les recuerdes continuamente su inferioridad o mediocridad en varios aspectos.

Las mujeres, por muy liberadas y afables que parezcan, son débiles en cuanto a rivalidad con otras féminas se refiere, algo inculcado durante siglos por la sociedad machista en la que vivimos. Por eso, muy pocas consentirán tenerte a su lado con todo lo que ello implica: que las eclipses allá donde vayáis con tu aspecto y tus otras dotes. Y a nadie le gusta ser automáticamente relegado a un segundo (o tercer o cuarto...) plano.

Por eso, querida S.J, te costará mucho encontrar buenas amigas, que preferirán estar con otras mujeres más opacas y banales, que no les recuerden que nunca serán "lo mejor". Puede que coincidas con chicas que sean semejantes a ti en cuanto a virtudes se refiere, pero ello no es garantía de nada: tener competencia es algo que tampoco agrada sobremanera.

miércoles, 12 de marzo de 2008

Pedazo de mi novela


Aquel otoño había sido el fin de nuestra época de inadaptación, de rebeldía, de automarginación y languidez, a modo de silenciosa protesta. No nos gustaba el mundo y aquellas habían sido nuestras modestas herramientas para demostrarlo. Pero el problema era que el tiempo del autoengaño había llegado a su fin. Ambos sabíamos de la falacia de aquella etapa de reclusión introspectiva y despecho ante la incapacidad del planeta por satisfacer nuestros anhelos. Porque yo quería que la vida fuera una narración extraordinaria, una película soberbia, donde los personajes estereotipados cumplieran con su rol a la perfección; villanos intachables, héroes impolutos, doncellas virginales y sobre todo, una mano maestra, un elemento invisible dotado de justicia suprema y absoluta que acabara poniendo todo en orden y dando la razón a los protagonistas aunque durante mucho tiempo las cosas no les hubieran ido nada bien. En resumidas cuentas, yo tenía una visión poético-cristiana de la existencia, y enfrentarme a la cruda realidad me había supuesto un trauma lo suficientemente virulento como para recluirme en mis obsesiones.

viernes, 7 de marzo de 2008

Eso sí, sinceros

Qué majos los israelíes. Ya, ni disimulan. Lo dicen claramente: que si se les toca más la moral, van a provocar un "Holocausto palestino" (¿"van a "? ¿qué es lo de ahora? ¿un simple aperitivo?).

Al parecer, pasada está aquella época en la que exclamaban indignados que era de desquiciados hacer un paralelismo entre el Holocausto judío y lo que ellos estaban haciendo en Palestina: básicamente, cargarse a la población de un territorio para hacerse un Estado de postín pero amparados, eso sí, en la Biblia, en su desgraciado pasado reciente, en su condición de Pueblo Elegido y en la comprensión y apoyo de los Buenos, oséase, EEUU (tócales tú sus derechos si tienes lo que hay que tener...).

Y la Comunidad Internacional, como siempre, aunque cada vez maten más niños palestinos (que con eso quedas fatal): calladita y correcta, no vaya a ser que la tilden de antisemita.

También me fascina su curioso sistema de valorar la vida israelí con respecto a otras etnias, pueblos o especies animales (porque para ellos, los palestinos los son): herir a un israelí equivale a matar a unos ochenta palestinos. Y a los terroristas (o lo que en otras épocas se llamaba resistentes a la ocupación) no sólo hay que matarles, hay que derrumbar, a golpe de escavadora, la cochambrosa morada de sus padres, que deberían inmolarse por ser progenitores de una alimaña asesina de miembros del Pueblo Elegido. Vamos, que se extralimitan hasta en uno de sus principios generales: "ojo por ojo y diente por diente", quintaesencia de la proporcionalidad vengativa.
Aquí dejo un estracto de un diario mexicano con perlas del viceministro de Defensa israelí:

Los ataques aéreos fueron en respuesta a presuntos responsables del lanzamiento de cohetes de fabricación casera hacia territorio de Israel, cuyo viceministro de Defensa, Matan Vilnai, amenazó este viernes con desplegar una vasta operación terrestre en la franja de Gaza y advirtió de un “holocausto” palestino.
“Cuanto más se intensifique el fuego de (cohetes) Qassam y mayor alcance logren, se traerán sobre sí un mayor holocausto, porque usaremos todo nuestro poder para defendernos”, dijo Vilnai a la radio del ejército, en una rara referencia al concepto con que se describe la muerte masiva de judíos por los nazis.

jueves, 6 de marzo de 2008

Ayer, contigo...

de nuevo, en el cine. Hacía tiempo, ¿no te parece?
Pero qué diferente es ahora,
ya no hay miedo,
ya no te flaquean las piernas,
ni te da vergüenza que te vean.
Qué más da.
Y entras a la sala,
y te sientas donde te place,
no en un rincón apartado y casi
oculto;
y no estás deseando que la luz se apague pronto,
y que la película transcurra rápida,
y que las letras de crédito aparezcan mientras aún
resguarda la oscuridad
para salir hullendo
sin que nadie te vea.

Sonreír sin querer


Yo, antes,
sabía sonreír sin querer,
¿cómo fue que perdí mi habilidad?
Yo, antes,
era un experto
en simpatía impostada,
en lucir carcajadas,
en exhumar amabilidad,
crucificado en escenarios de
cartón piedra,
encadenado a ficciones sociales.

Pero hace días que lo intento
y me veo incapaz.
Como quien cuchillo en mano,
pulso tembloroso,
trata en vano de rasgar
en madera fresca
un corazón,
y sólo logra
un trazo deforme.
Como el artista que desea
comenzar un esbozo,
un mero esqueleto gráfico,
y se pierde en el
titubeante intento,
porque las Musas
no le responden.

Hay algo que grapa mis labios,
rellena mi boca de viscosa masa,
sella mis intenciones,
y no, ya no,
no puedo
sonreír sin querer,
a los que no deseo
ni sonreír
ni ver.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Que tenga cuidado Antonio Banderas

No se si recordarán la entrevista que Jesús Quintero realizó no hace demasiado al actor Antonio Banderas. Aquí les muestro por qué las palabras del señor Banderas sobre cierta cuestión levantaron ampollas. Como no he encontrado una fuente más o menos neutral y fidedigna que plasme las que fueron sus palabras exactas, he acudido a las airadas declaraciones de un tipo llamado David no-se-qué publicadas en el blog de Pilar Rahola (¡!, ¿no presumía esta mujer de ser de izquierdas y anti fascista?) opinando sobre el asunto. Aquí transcribo lo más jugoso:

Antonio Banderas ha hecho unas declaraciones acusando a Ariel Sharon de ser el único causante de haber iniciado la Intifada así como de algo todavía más grave... Durante la entrevista explicó que fue a cenar a la Casa Blanca con Clinton y que se quedó sorprendido del poder que se puede llegar a tener... ,pero no se refería al del Presidente de los EEUU.

Al hablar con Clinton sobre el origen de la Intifada y preguntarle directamente si él creía que Sharon era el causante, dijo Banderas que en ese preciso instante, los dos hombres de Seguridad que estaban en la sala con el Presidente le miraron de manera severa y que Clinton no le respondió. Cambió de tema. Más tarde, en un pasillo, Clinton le cogió por banda y le mencionó que por supuesto que sí. Que Sharon tenía TODA la culpa. Que era el ÚNICO que tenía culpa.

Además de esos comentarios, Banderas culminó la faena mencionando que es increíble el poder que tienen algunos grupos en EEUU. Sus palabras hablaban, naturalmente, de la existencia de una conspiración de poder donde hasta el propio Presidente Clinton (véase El Hombre Más Importante del Planeta) puede llegar a vivir bajo el miedo de la presión del Lobby Judío... Su última frase al respecto fue, “bueno, también puede ser que mis comentarios de esta noche traigan consecuencias en mi contra”...

domingo, 2 de marzo de 2008

El deseo de ser salvado


Hoy hace unos de esos domingos
en los que me gustaría
que me secuestraran.
Porque olvido que soy tan fuerte,
y necesito que me cuiden.
Hoy hace uno de esos domingos,
soleados, silenciosos, inhumanos,
en los que desearía
que vinieran a por mí,
y me dijeran
"yo te sacaré de aquí".
Seis días no han bastado
para cambiar mi visión
del mundo,
luego,
probablemente,
me sienta tonto
por regodearme en mi pesimismo.
Durante demasiado
fingí ser inmune,
fuerte, positivo,
cuánto dolió desembarazarse
de la ponzoñosa armadura.
Pero el tejado de mi casa
sigue intacto,
las bombas lo respetan,
como respeta una tormenta de nieve
al desierto de arena y muerte,
son las leyes de la naturaleza.
De todos modos,
yo querría que
hoy me secuestraran,
me rescataran,
me llevaran allá,
a cualquier parte,
lejos de este domingo
conocido, primigenio, escamoso.
La cotidiano apesta en los muros
de esta tarde iluminada,
y me canso más que nunca de lo que
soy.
Venid a por mí, no tendré miedo.
Hoy hace unos de esos domingos
en los que me gustaría ser
salvado.
Sam E. H






viernes, 29 de febrero de 2008

29 de febrero


Año bisiesto, ¿año siniestro? Eso dice el refrán, quién sabe. El caso es que este año tenemos un día más para emplearlo en lo que queramos, en perderlo si nos apetece, o en hacer algo que llevábamos tiempo planeando.


Un día más de vida, ¿por qué ha de ser siniestro? Qué catastrofistas somos los seres humanos, será por envidia a los que nacieron un 29 de febrero y están bendecidos con una edad cuatro veces más reducida que el resto de los mortales.


Por cierto, aprovecho este post para advertir a mis escasos lectores que de hoy en adelante escribiré poco en mi Arcadia Infeliz: empieza la recta final de preparación de mi primer examen y no quiero tentar a la suerte.

He pensado que hoy era un buen día para comenzar a aumentar el ritmo de mi estudio y avisar de que ya no tendré tanto tiempo para escribir aquí todos los desvaríos que querría. Pero bueno, por otra parte estoy satisfecho, porque en unos quince días terminaré de pasar a ordenador mi primera novela y a lo mejor les torturo publicando extractos de la misma aquí...


Año bisiesto, año...(acaben como quieran esta frase)

domingo, 24 de febrero de 2008

Otro préstamo


(de "mamanga")
BASTA YA DE HOLOCAUSTO PALESTINO. Aunque sobre este holocausto no se hagan películas en Hollywood ni se publiquen cientos de libros cada año, existe: y está sucendiendo AHORA.

Leed esto

Las verdaderas razones por las que el lobby sionista de EEUU persigue al nieto del Mahatma Gandhi (artículo que he leido en el blog "mamanga", tenéis link desde el mío)

Sábado 9 de febrero de 2008

BUENOS AIRES (RED KALKI) -- En las últimas semanas, el lobby sionista de EEUU desató una feroz persecusión contra el Dr. Arun Gandhi, nieto del reconocido líder pacifista hindú, por haberse pronunciado contra Israel y reclamarle a los judíos que pongan fin a su constante victimización por el presunto "holocausto".

Arun Gandhi, de 73 años, era el fundador y presidente del "Instituto Gandhi para la No Violencia", con sede en la universidad estadounidense de Rochester, y es padre de Tushas Gandhi, quien preside la Fundación Mahatma Gandhi con sede en Bombay, India, y que fue quien logró recuperar las cenizas de su bisabuelo para poder verterlas en el río Ganges. El pasado 7 de enero fue invitado por el diario The Washington Post a que escribiera un ensayo para aportar al tópico "Identidad Judía" que promocionaba el medio. El Dr. Gandhi decidió abordar el tema desde un enfoque diferente, dando su opinión sincera y crítica respecto a la conducta del judaísmo, sin tratar de ser "políticamente correcto", sino pronunciando su verdadero pensamiento. De este modo, escribió:

"La identidad judía parece haber quedado atada al holocausto. El holocausto fue nefasto, sí, pero los judíos hoy no sólo quieren que los alemanes se sientan culpables sino que todo el mundo lo esté. Este es un muy buen ejemplo acerca de como una comunidad puede llegar a sobreactuar una experiencia histórica, al punto que termina despertando el rechazo y la repulsa de sus propios amigos. El mundo sintió pena, pero cuando un individuo o una nación se rehúsa a perdonar, esa compasión de los demás se trastoca y termina convirtiéndose en odio.

"El futuro de la identidad judía parece sombrío. Cualquier nación que permanece anclada en el pasado es incapaz moverse hacia adelante, sobre todo cuando también cree que su supervivencia sólo puede ser asegurada por armas y bombas. Fui a Tel Aviv en 2004 y tuve la oportunidad de hablar con algunos miembros del Parlamento y con los activistas de paz judíos, que defendieron la construcción del Muro de Cisjordania y decían que el refuerzo militar era necesario para proteger a la nación y sus habitantes. En otras palabras, yo les pregunté: ´¿Ustedes creen que creando un pozo de serpientes - con muchas serpientes mortales en él - podrán vivir luego seguros?´"´¿Qué quiere decir?´, bramaron ellos."´Bien, con sus armas superiores y su actitud hostil hacia sus vecinos ¿no tengo razón al decir que ustedes están creando el hoyo de la serpiente? ¿Cómo puede vivir cualquiera apaciblemente en tal atmósfera? ¿No sería mejor cambiar su actitud ante los que los odian? ¿No pueden extender la mano y compartir su avance tecnológico con sus vecinos, dando inicio a una nueva relación? Al parecer, en el mundo moderno, tan determinado a vivir en guerra, éste es un concepto extraño. Ustedes no ayudan a nadie, ustedes los esclavizan.´ Se ha eregido una cultura de la violencia, en la cual Israel y los judíos son sus principales protagonistas, y esa cultura de la violencia va a destruir a la humanidad en el futuro."

A las pocas horas de haberse publicado este escrito, el dirigente sionista Abraham Foxman, que maneja la denominada "Liga de Anti-Difamación" en EEUU, atacó al Dr. Arun Gandhi en un comunicado, alegando que "es vergonzoso que un instituto de paz sea presidido por un fanático. Esperábamos que el nieto de Gandhi fuera más condescendiente con la historia judía".
Como Foxman, los jerarcas del Congreso Judío Mundial movieron sus contactos en Washington para acabar con la vida pública del Dr. Gandhi, y en cuestión de días lograron forzar su renuncia al instituto que él mismo había fundado, a raíz de que la Universidad de Rochester le quitó su apoyo.

Cabe preguntarse ahora, ¿cuál fue exactamente el delito de Arun Gandhi? ¿Haberle pedido a los judíos que aprendan a perdonar? ¿Haberles dicho que Israel debía acabar con su política de agresión hacia sus vecinos? ¿Exponer sus defectos? Arun Gandhi explicó posteriormente sus palabras: "No soy extremista ni tuve intención de insultar a los judíos, simplemente quise generar una sana discusión acerca de la proliferación de la violencia".

Tal como viene ocurriendo en los últimos tiempos, nuevamente Irán fue el único país que se atrevió a tomar partido por un hombre que enfrenta al sionismo, y desde el canal oficial Press TV se realizó un programa especial en el que se divulgó en todo el mundo árabe esta escalada de ataques contra Gandhi. En EEUU, varias organizaciones humanitarias también hablaron a favor del descendiente de Mahatma, advirtiendo que es cada vez más intolerable vivir bajo la presión del lobby sionista, que parece haber llegado a su cénit bajo la administración Bush.

Ahora bien, es sumamente interesante retomar las palabras de Foxman, quien acusaba a Arun Gandhi de no ser coherente con la línea de pensamiento de su abuelo. Tales dichos carecen de fundamento, porque como veremos a continuación, Mahatma Gandhi fue un gran enemigo del sionismo, e incluso nunca ocultó su simpatía por el fascismo y su cercanía al nacionalsocialismo alemán.

Gandhi y su auténtico pensamiento político
El líder hindú propagó por todo el mundo su doctrina de la no-violencia, pero tenía muy claro que ya en el mundo de entonces, los opresores de los pueblos eran los ingleses y sus aliados. De esta manera, Gandhi decidió tomar contacto con los enemigos del imperio británico en Europa. Y lo hizo con varios, aunque sentía particular admiración por uno de ellos: Benito Mussolini.
En lo que representa uno de los capítulos menos divulgados de su vida, Gandhi visitó a Mussolini en Roma en 1931. A diferencia de Churchill, que sentía desprecio por el pacifista y lo tildaba como "ese fakir desnudo", el Duce le tenía un profundo respeto. Gandhi fue recibido en la residencia personal de Mussolini, y fue el invitado de honor de un gran desfile de la Juventud Fascista, que lo recibió con el tradicional saludo romano. Posteriormente, Italia no dudó en ayudar económicamente al movimiento patriota indio, una ayuda que fue vital para continuar la resistencia contra la ocupación inglesa.

Gandhi dijo luego de Mussolini: "Él es un verdadero superhombre, alguien inalcanzable. Es el nuevo Mazzini de Europa".

En 1938, poco antes de la Segunda Guerra Mundial, el dirigente hindú ya observaba con alarma los movimientos del eje anglo-sionista en Palestina, que preparaban el camino a la creación de Israel, y advertía: "Palestina pertenece a los árabes, exactamente como Inglaterra pertenece a los ingleses. Los judíos sionistas erran el camino".

Ya iniciada la guerra, todas las colonias inglesas vieron con natural esperanza al Eje, que prometía derrotar al país que los mantenía esclavizados. En aquel conflicto, era común que las naciones árabes recibieran como salvadores a los soldados alemanes, y el general Rommel pronto se convirtió en héroe por comandar a los Afrika Korps. Asimismo, en la India todos los patriotas contemplaban y seguían en forma entusiasta el curso inicial del conflicto. Gandhi era amigo de Mussolini, y a su vez, no había que olvidar que el Reich utilizaba como emblema oficial la Esvástica, el símbolo más sagrado del hinduísmo. Sobraban motivos para que las simpatías hacia Roma y Berlín fueran cada vez más fuertes, y como corolario, se terminó conformando una división especial de las Waffen SS con miles de voluntarios hindúes.

En este contexto, cuando Alemania ataca a Inglaterra en 1940, Gandhi no dudó en pronunciar un mensaje al pueblo británico que durante mucho tiempo fue censurado por las autoridades inglesas:
"Dejen las armas, por cuanto éstas no van a servir para salvarles a ustedes ni a la humanidad. Deben invitar a Hitler y Mussolini a que tomen todo lo que quieran. Si quieren ocupar sus casas, vayánse de ellas. Si no les permiten salir, sacrifíquense a ellos, pero siempre rehúsen rendirles obediencia".

La verdadera intención de las palabras de Mahatma, un hombre instruído e inteligente, era clara: deseaba que los ingleses se rindieran lo más pronto posible, buscaba desalentarlos, convencerlos de que no tenían oportunidades. De lograrlo, la independiencia de su patria era un hecho. Por eso, empleó un discurso alineado a su prédica de no-violencia, pero que leído entre líneas guardaba un significado diferente.

En 1941, en una de las tantas detenciones que Gandhi tuvo que padecer por orden de Churchill, los ingleses lo obligaron a escribir una carta a Hitler en la que le tenía que pedir que terminara con la guerra. Gandhi escribió la carta, pero luego Churchill decidió que no fuera publicada, porque durante ese período de tiempo el hindú había hecho otras declaraciones que la hacían inverosímil. Por ejemplo, el haber criticado duramente a los judíos alemanes pocos meses antes, diciendo:
"Los judíos alemanes traicionan a Alemania. Ellos tratan de convencer a Estados Unidos de que entre en guerra con su país, cometiendo un acto de deslealtad".
Tiempo después, también dirigió un mensaje a los judíos europeos en general, en el que les pidió:
"Ustedes deben cometer el suicidio colectivo, y así obtendrán el visto bueno de la Providencia. De hacerlo, el mundo se levantará, compadeciéndose de su final, y le pedirá a Hitler el fin de la violencia".

En otra declaración, Gandhi indicó que el sufrimiento de los judíos también se debía, entre otras cosas, a su histórica política bíblica del "ojo por ojo", y por haber "asesinado a Cristo".
Al concluir la guerra, el Eje perdió pero Inglaterra quedó tan debilitada que el fin del colonialismo en la India se había vuelto inevitable. Gandhi puso ahínco para lograr la ansiada libertad, pero contempló con tristeza e impotencia como sus viejos enemigos ayudaban a los sionistas para acabar con Palestina y crear Israel. Por ello, en 1946 Gandhi escribió un ensayo que tituló "Los judíos y Palestina", en el que repudió a los seguidores de Teodoro Herlz y sus crímenes, y llamándolos a la reflexión, indicó:

“...Y en mi opinión, los judíos se equivocaron lastimosamente al pretender imponerse en Palestina con la ayuda de los norteamericanos y los ingleses, y más aún al apelar ahora a un desembocado terrorismo. ¿Por qué deben recurrir al terrorismo para hacer posible su expropiación de Palestina?".

Pese a sus palabras, en 1948 Israel nació de entre las ruinas y la sangre de los palestinos.
Todo lo expuesto denota entonces que el Dr. Arun Gandhi ha sido absolutamente fiel al pensamiento de su abuelo, y que hoy en día existe una imagen distorsionada del líder hindú. Mahatma fue un dirigente nacionalista que llevó adelante un movimiento para libertar a su nación, alguien que sabía muy bien lo nefasta que es para la humanidad la existencia de la alianza entre Estados Unidos, Inglaterra y el sionismo.

Pero más allá de la censura, de las persecusiones y de las proscripciones que actualmente se intentan ejercer, está claro que cada vez más hombres y mujeres en todo el mundo deciden alzar sus voces contra esta tiranía del pensamiento único. Ellos son los primeros rayos de luz que anuncian el fin de esta noche y el comienzo de otro amanecer.

- - -Informe especial de la RED KALKIredkalki@libreopinion.com* Se autoriza la reproducción total o parcial de esta nota siempre que se cite la fuente

sábado, 23 de febrero de 2008

Lo que no existe


Hablas de ella como si fuera una transacción, pero una transacción prudente esta vez, sin riesgos (o pocos riesgos) de que salga mal. "Con ella..., con ella voy bien: la cosa va bien".
Hablas de ella como te hablaron a ti de las diferentes estaciones en las que tenías que apearte para ser considerado un pulcro miembro más de la sociedad.

Desde tu más temprana edad, apúntate a actividades extraescolares musicales y deportivas (y si además vas a una academaia de idiomas, mejor que mejor); recibe tu Primera Comunión a los nueve y la Confirmación, hacia los trece.

A los quince podrás empezar a coquetear con chicas, pero no es obligatorio nada con fundamento, es tiempo de niñatadas, errores, fantasías y sí, están permitidos los amores platónicos.
Coquetea con la bebida y otras sustancias evasivas, pero sin pasarte: sólo en la cantidad socialmente correcta. No querrás convertirte en un marginado...
Y sácate el carnet de conducir a los dieciocho, termina la carrera antes de los veintitrés y entra en el mundo laboral antes de los veinticinco.
Por cierto: cuando cumplas los veintiocho, está tajantemente prohibido no tener pareja. ¿Acaso apestas? ¿O tienes algún problema? Puedes buscar ayuda profesional. Te vas a quedar solo de lo contrario...Y nadie desea eso, ¿verdad?

Hablas de ella como si fuera un negocio seguro después de mil y un catastróficos intentos. Después de que te hicieran tanto daño y pasaras del romanticismo idealizado a la desazón y el nihilismo.
Hablas de ella sin corazón pero con cabeza: crees que es la única manera de que no te hagan daño de nuevo. No volverá a pasarte: ya conoces las reglas del juego.
Escogerás a tu pieza tras largas y fatigosas jornadas de caza; una ligera evaluación previa te revelará que se trata de una pieza idónea porque no parece excesivamente difícil de apresar, y porque que tiene un mínimo de intelecto, empatía y raciocinio, y porque que, al parecer, no te costará demasiado poder besarla.
Comienza la ceremonia del cortejo.
Te darás importancia, y cuando se acerque un paso, tú te alejarás dos para vovler a acercarte uno al cabo de un tiempo. Si es que es así: siempre queremos lo que más cuesta.
Seguirás la ceremonia hasta que al final, de mutuo acuerdo, lleguéis a la conclusión de que tú eres lo mejor para ella y ella, lo mejor para ti. Es lo que hay. Tenías que elegir entre lo que se te ofrecía. No sueñes más: sólo te harás daño.
Ahora ya estáis juntos, ¿cuando será la boda? Pero ojo avizor, amigo: siempre hay cazadores al acecho que no se conforman con una sola presa. Si fuiste astuto y escogiste bien, te será fiel.

Hablas de ella como si fuera una operación mercantil, un valor de la Bolsa cien por cien efectivo, una apuesta casi segura. Pero tus ojos te delatan, se disculpan ante mí:
-Vale, no es amor, de ese amor de novela, de ese amor de película en el que uno cree cuando es un inmaduro, pero nos entendemos bien, pasamos el tiempo sin tensiones...Nos cuidaremos el uno al otro hasta que se nos queme la vida, como todo el mundo hace, ¿qué querías que hiciera? Tú deberías hacer lo mismo, búscate a alguien a quien...
-¿Soportar? ¿Compadecer? ¿Ayudar? No, gracias, guárdate tu consejo: prefiero algo de verdad.
-El amor no existe.
-Te quivocas: el amor existe sólo para los que creen en él. Y está claro que tú no perteneces a ese grupo.
-Al final te vas a quedar solo. Lo que pides no llegará nunca...
-Puede -respondo antes de darme la media vuelta e irme-, pero al menos no me habré transformado en un amante impostado. Te compadezco.


miércoles, 20 de febrero de 2008

Crónicas televisivas


Acabo de ver un documental en canal Odisea sobre dobles de famosos y sus vidas de doble, irremediablemente unidas a la de la persona a la que tratan de imitar en todo, absolutamente en todo (por supuesto, se trata de casos y personas especialitas, todo hay que decirlo).

Como el tinglado estaba rodado en plan programa sensacionalista americanoide, no lo he visto entero, pero he tenido tiempo suficiente para conocer el caso de una desgraciada mujer desarraigada (fue dada en adpción nada más nacer y en su vida posterior, completamente desastrosa, sólo destacaba como buena cantante de karaoke), doble de Shania Twain ( o más bien imitadora acérrima), que empezó a creer que Shania Twain era la que le había quitado la vida de ensueño (conciertos, dinero, admiradores, viajes por todo el mundo) a ella; la buena mujer, convencida (y obsesionada hasta la médula espinal) tuvo la genial idea de ir a ver a una vidente (otra mente privilegiada, al parecer) que le soltó que la Twain y ella compartían padre biológico.

Y antes de lanzar una carcajada me he reprimido porque resulta que la doble no sabía quién era su padre biológico, pero sí que era músico y que ¡había tocado en el mismo grupo del padre de Shania Twain! Y justo en ese momento, cuando debía resolverse el misterio, se han salido por la tangente y han cambiado de historia: se han puesto con el de Ouzzy Ousbourne. Qué cosas. Ahora me he quedado con curiosidad...

Por otra parte, ayer vi la seire de los Tudor que sigo semana tras semana con interés, aunque sea ligerilla en bastantes aspectos. Pero comparando con la ponzoña que hay por ahí, se deja ver (y repaso un poco de Historia, aunque no sé hasta qué punto es creíble).
El guionista es el de "Elizabeth", lo cual es un buen reclamo, y los actores no están mal, aunque la que destaca por encima de todos es Maria Doyle Kennedy (que interpreta a Catalina de Aragón), una de esas actrices que cuando interpretan hacen olvidar a uno que está asistiendo a una falsa representación de la realidad, es decir: no son actrices, son el personaje.

María Doyle Kennedy es una actriz y cantante irlandesa de 42 años (salió en "The Commitments") que posee una elegancia epatente, una presencia que ya querrían para sí un buen puñado de sopranos de nueva hornada, y un ilimitado abanico de registros que van desde la melancolía al regocijo maternal sin abandonar el poso de desgraciada digna que requiere su reina española, rechazada por el pérfido rey Enrique VIII (Jonathan Rhys-Meyers, morrudo y pasable, pero que está mejor anunciando perfumes) en cuanto conoce a una mujer poco agraciada que se hace valer como nadie, Ana Bolena (interpretada por Natalie Dormer, actriz con un razonable parecido con María José Campanario versión albina).
Pero la Catalina de la serie se come con patatas a estos dos jovenzuelos, aunque les saque más de 10 años.
No covencen Sam Neill como el Cardenal Wolsey (de un momento a otro, temo que aparezca un velociraptor y se lo coma), ni Jeremy Northam como Santo Tomás de Aquino (otro parecido, ¡lo siento! Es igual que Julio Medem vestido de sota de copas gótica), ni el Thomas Bolena (Nick Dunnig: Papá Noel sin barba y con sobredosis de botox).
Gabrielle Anwar, la bella que bailaba un tango con el ciego Al Pacino en "Esencia de mujer", interpreta a Margarita, hermana del Rey, y podía haberlo hecho bien, pero se ha acomodado a sus telefilmes de sobremesa y a los labios de colágeno, y hay que decirlo: sobreactúa.

En cambio, sin llegar al nivel de Doyle Kennedy, destaca Henry Cavill interpretando a Brandon, el mejor amigo del Rey y marido de Margarita (y más infiel que ni sé) hasta que ésta muere de tisis (mientras él está con una de sus amantes). Henry Cavill es buen actor, y joven (24 años), a ver si no es de los que se desvían y siguen las instrucciones de James Dean, esas para dejar un bonito cadáver...