sábado, 16 de enero de 2010

Días extraños


Estos son días extraños, en los que me siento bicéfalo,


dos identidades, dos personalidades, dos seres humanos


pugnan dentro mí, muy adentro,


por hacerse con mi Esencia.


Estos son días extraños, muy extraños,


en los que al fin he encajado en el Mundo Real


como una pieza de un puzzle encaja en su pareja,


sin esfuerzos ni quebraderos de cabeza,


simplemente se coloca en los límites adecuados,


y se incrusta bien incrustada, formando un Algo con


mayor entidad y presencia que la frugal piececita


hasta entonces huérfana...


Estos son días extraños,


en los que descubro que soy feliz haciendo algo


que siempre rechacé con saña, con asco, con dolor...


Soy feliz dedicando buena parte de mi vida a una oficina blanca,


un espejo aburrido, un micro-cosmos ubicado


en un universo estructurado hasta el último detalle


por mandamases invisibles de pesadilla.


Son días extraños...


Los seres del Pasado siguen apareciendo sigilosa pero


imparablemente,


y el Presente ya no desfila ante mis anonadados ojos de soñador


defraudado,


ahora...Ahora es diferente: formo parte del reparto.


Interpreto a la perfección mi rol en la película,


pero pobres ilusos los que crean que me he rendido...


Desde dentro no haré sino


maquinar


mi


Destino.

3 comentarios:

Maese Salakov dijo...

«Morning seems strange, almost out of place./ Searched hard for you and your special ways./ These days, these days.»

Respecto a la euforia del nuevo curro...

«- So what ya gonna do when the novelty has gone?»

Saludos.

Ian Grecco dijo...

Gracias una vez más, amigo.

SWEET JANE dijo...

cuidado con los días extraños pq a veces son a veces los peores....
Sigilosos se apoderan de nosotros con un halo de pereza q nos deja ciegos...