jueves, 23 de julio de 2009

Me da apuro contarlo...


pero creo que en mi Casa Paralela hay fantasmas (para quien no lo sepa, la llamo mi Casa Paralela porque es prácticamente igual a la que ocupaba anteriormente en el bloque de enfrente, pero con las estancias que antes estaban en la izquierda ahora en la derecha y viceversa...Una locura).

Ya lo iré contanto con más calma, pero he tenido algunas experiencias paranormales poco agradables...Porque es bastante inquietante que tu madre no te deje dormir una noche en la que no para quieta en su dormitorio, entrando y saliendo continuamente, y paseando por el salón un buen rato, y que cuando al día siguiente se lo comentes, te prometa que ella se quedó quieta y dormida en cuanto se metió en la cama.

Y lo de anoche... Me levanté, bastante cabreado, para recriminarle a mi hermano, y preguntarle que a quién diablos se le ocurría ducharse tan escandalosamente como él a la una de la mañana; pero no pude hacerlo, porque descubrí que el cuarto de baño estaba vacío, y mi hermano, durmiendo plácidamente en su cuarto...

En ocasiones...esta casa me da miedo.

Y pienso en la casa de mi libro de "Elige tu propia aventura" preferido. Lo ilustra la foto que he escogido.

3 comentarios:

Pequeño perdedor dijo...

Qué buenos recuerdos me trae Chimney Rock; sobre todo porque algunos e los malos finales eran genuinamente aterradores. Estaba bien ver que al autor no se le caían los anillos por dar miedo a sus jóvenes lectores/jugadores.

Más en serio... joder. Tal y como lo cuentas, la cosa tiene malísima pinta.

paaliy dijo...

siempre lo imaginé ;)

por cierto; aquí disfrutarías escuchando a la gente contar historias de "espantos". hay muchísimas leyendas! una profesora de la universidad (donde fui un tiempo como oyente) dice que en guatemala no hubo un romanticismo literario tan claro como en españa pero que el alma de los guatemaltecos siempre ha sido romántica. por lo poquito que yo conozco, creo que tiene razón.

en fin.. espero más detalles sobre tu casa paralela. siempre me fascinó, pero ahora mucho más.

y tú tranquilo, ian; visto lo visto, los que deben darnos miedo son los vivos! sobre todo algunos, que son más "vivos" que el resto..

muchos besitos :)

Ian Grecco dijo...

¡Jajaja...! ¡Gracias por vuestros comentarios! Interesante lo de Guatemala, Paaliy; espero con impaciencia tus historias de miedo de allá...

Y bueno, entre que mi vecino se parece a Vincent Price y que tengo fantasmas ruidosos en mi casa, cada vez parezco más el crío de "El sexto sentido"...

Os quiero.